Jorge Herrero

Jorge Herrero

Me encanta la fotografía.

A los 8 años pasaba horas fascinándome con las fotos de las National Geographic que caían en mis manos y tratando de aprender por mi cuenta con unos volúmenes encuadernables que me compraban en el quiosco de diarios y revistas.

“Trataba” de usar una Ricoh 300 de visor directo y me divertía muchísimo con la Kodak Brownie Fiesta que había en casa.

¡Todavía recuerdo la emoción de ver mi primera foto publicada como premio de un concurso organizado por una empresa de postales! La tomé con una Polaroid 636 y película vencida.

A los 19 tuve la oportunidad de empezar a formarme profesionalmente con el maestro argentino David Beniluz para quién luego trabajé como laboratorista, publiqué una nota en la desaparecida revista Fotomundo contando su trabajo junto a personas con movilidad reducida.

Desde el año 2000 hasta el 2015 trabajé para la revista de automóviles clásicos TC Urbano, publicación líder en su sector: Más de 140 de las notas que hice fueron a la portada. Tuve la suerte de recorrer el país, fotografiando la hermosa diversidad de paisajes mientras hacía corresponsalías.

Entre el año 2005 y el 2016 hice fotografía de acción en automovilismo deportivo para 300 Libre como fotógrafo oficial.

Entre 2013 y 2016 cubrí carreras de calle (maratón) y triatlones, todas las semanas para soyfinisher.com

En el ámbito social realizo trabajos para Banco de Alimentos y Creer Hacer.

Decidí especializarme en fotografía inmersiva 360º por el complejo reto que implica resolver varias situaciones de luz en la misma escena, unir las fotos en edición y hacerlas girar correctamente sin dejar rastros. Encuadrar en 360 grados es incomparable. Tener la posibilidad de recrear un momento completo, compartirlo y que el observador lo viva desde adentro es fantástico. Disfruto dando lo mejor de mí en cada instancia del “trabajo” poniendo en práctica lo aprendido desde niño hasta hoy.

Mi compromiso es honrar el privilegio de vivir de lo que amo hacer.